Tarta 3 chocolates sin gluten - Paso a paso

Hola!

Conocéis la tarta de 3 chocolates? Es una tarta súper fácil de hacer y está para chuparse los dedos! A mí me encanta hacerla cuando puedo, para ello necesito:

1 tableta de chocolate negro

1 tableta de chocolate con leche

1 tableta de chocolate blanco

3 sobres y medio de cuajada

3 cucharadas de azúcar

750 ml de leche

750 ml de nata

Un paquete de galletas

Una cucharada de mantequilla

Lo primero que vamos a hacer va a ser picar las galletas (un paquete)  hasta que queden polvo (yo lo hago con un mazo pero si tenéis la Thermomix o cualquier tipo de picadora con eso sirve)

Una vez que hayáis picado las galletas, habrá que echar al cuenco la mantequilla previamente derretida. Lo mezclamos todo muy bien y lo esparcimos por el fondo del molde quedando todo muy bien distribuido y apretado.

Cuando esté listo lo metemos a la nevera y empezamos a preparar la masa.

Preparación de la masa

En un vaso de batidora mezclamos los 750 ml de la leche con los 750 ml de la nata. Esto dará una mezcla de 1,5litros: 500 ml para cada tableta.

Los chocolates los podéis poner en el orden que más os guste yo siempre suelo empezar por el negro, luego con leche y arriba el blanco… es cuestión de gustos!

Chocolate negro:

En un cazo echamos 500ml de la mezcla de nata y leche, un sobre de cuajada y dos cucharadas de azúcar.

 Lo mezclamos muy bien para que no quede ningún grumo de la cuajada y echamos la tableta de chocolate negro ya partida. Recomiendo que sea para fundir porque es más fácil que se derrita.

Damos vueltas hasta que veamos que esta todo completamente fundido y homogéneo, entonces lo echaremos en el molde que ya deberá estar frío de haber estado en la nevera. Lo dejamos enfriar para que cuaje (en la nevera no que la mezcla está caliente!), como hace tanto frío yo lo dejaba en el tendedero y se enfriaba en un momento.

Chocolate con leche:

 Aprovechamos para limpiar el cazo o utilizar uno nuevo. En este caso vamos a necesitar: una tableta de chocolate con leche, 500 ml de mezcla, una cucharada de azúcar (este chocolate es más dulce) y un sobre de cuajada.

 Como en el anterior caso mezclamos primero los 500ml con el sobre de cuajada y la cucharada de azúcar. Cuando nos hayamos asegurado de que no hay ningún grumo echamos la tableta de chocolate ya partida y mezclamos hasta que quede homogéneo.

Ojo! Antes de echar nada, es recomendable hacer pequeños surcos  en la mezcla del chocolate negro con un tenedor para que las mezclas de agarren mejor entre ellas. Como estamos tratando con cuajadas, sino hacemos esto, a la hora de desmoldar se puede ir cada una hacia un lado!

En este siguiente paso siempre necesito la ayuda de mi madre o de mi hermana porque, como en el molde ya está la anterior mezcla de chocolate negro, hay que echar con cuidado la mezcla de chocolate con leche para que no haga “agujeros” o "surcos". Para evitar esto, lo que hacemos es echar la mezcla sobre una cuchara dada la vuelta. Así echándola poco a poco se distribuye mejor y sin socavones.

Lo dejamos enfriar también.

3º Chocolate blanco: 

En un cazo u olla completamente limpios del resto de chocolates (es importante porque si no se mezclan los colores) vamos a hacer la última mezcla: 500 ml, un sobre y medio de cuajada (en este caso echamos más debido a la textura del chocolate blanco) y la tableta de chocolate blanco partida previamente. No echamos azúcar porque el chocolate blanco ya es muy dulce de por sí. 

    

Mezclamos todo muy bien y vamos a utilizar la misma técnica que antes para volcarlo: Primero haciendo los surcos con el tenedor y luego echándolo poco a poco sobre una cuchara dada la vuelta.

Ojo! Antes de echar cada mezcla hay que comprobar que la anterior está lo suficientemente cuajada si no (si está líquido) se mezclaran.

Listo!! Ahora sólo hace falta enfriarlo y desmoldarlo justo cuando se vaya a comer.

El resultado? Una tarta muy rica y (aunque lleve un poco de tiempo) muy fácil de hacer! 

Que paséis un buen martes!

Ana