NUEVA YORK sin gluten!!

Hoy os voy a hablar de la ciudad que nunca duerme… Nueva York!!

Cuando compré los billetes para ir en Junio con mis amigas Bia e Isa empecé a buscar sitios sin gluten y a informarme! Había estado ya hace 4 años con mis padres y no había tenido ningún problema con la comida que siempre van muy bien preparados pero nunca está de más ir informada, ¿no?

Busqué y leí todos los blogs de los celiacos que ya habían ido y nos daban consejos a los siguientes:

Y muchas más páginas que iba cotilleando y añadiendo!

Marcamos en el súper mapa de Isa los restaurantes que más me podían interesar y siempre estaban atentas a ver si había alguno cerca nuestro (gracias chicas!! :))

El viaje empezó, como no, en el avión donde encontré complicaciones. 

Al comprar el billete pedí en comentarios que me pusieran un menú de celiacos pero… ¿qué hay que hacer para pedir un menú de celiacos en un vuelo de Iberia? No hay que pedirlo al hacer el check-in como yo pensaba sino 72 horas antes del vuelo. ¡Muy importante acordarse! A la ida no me dio tiempo y, aunque yo iba preparada con varios sándwich, las azafatas fueron súper atentas dándome fruta, ensalada y yogures que es lo que podía tomar.

Para la vuelta ya estábamos avisadas e Isa pidió mi menú para celiacos en Iberia así que no me tenía que preocupar más:)

La primera noche fuimos a cenar al Applebee’s de Times Square 

 No tenía carta específica sin gluten pero, cuando pregunté qué platos contenían gluten y cuales no me trajo la carta de alérgenos donde venía los que sí podía tomar.

 Es una buena idea! No tienen carta específica pero te es más fácil saber qué puedes tomar y qué no.

Pedí unos nachos que eran enooormes! La pena es que se me olvidó hacer foto pero los recomiendo, muy completos!

Al visitar la zona financiera, de camino a Wall Street vimos unos puestecillos de comida en una placita y, de repente, vi mis palabras favoritas: Gluten Free!! 

No me lo podía creer, un puesto de comida en medio de Nueva York con muffins sin gluten, pasteles sin gluten, galletas sin gluten…

Mis amigas se reían de la cara que se me quedaba, tuve que controlarme al comprar! Pero lo mejor fue cuando doy una vuelta para ver el resto de puestos y me encuentro con esta estantería…

Qué gusto por dios! Había de todo! La tienda tiene una página web donde los afortunados que vayáis a ir podéis aprovechar y visitar uno de sus establecimientos.  Aún me quedaban días por delante y también había traído cosas de Madrid por si acaso, así que me tuve que contener para que no se pusiera malo todo (o yo como una bola…).

A mediodía estábamos por la zona de Little Italy así que aguantamos el hambre hasta llegar a uno de los restaurantes recomendados en los blogs y marcados en el mapa:  L’Asso. Es un restaurante muy pequeñito y quizás no es de los más atractivos por fuera pero la pizza sin gluten que tomé yo estaba muy buena! A pesar del nombre, me decidí por una Culo di Porko :)

Pronto me di cuenta que, en casi todos los sitios donde pone algo de comida orgánica o vegetariana siempre había un cartelito de GLUTEN FREE”

 Esto, algunas veces, me hacía dudar si realmente esa comida era para personas celiacas tenían cuidado de evitar la contaminación cruzada o si, simplemente, era para una de tantas personas que se ha unido a la incomprensible moda de no comer gluten.

Por ejemplo en esta tienda de calle que vi en Little Italy:

Con lo que me gustan a mí los crepes! Pero cuando te paras a ver de cerca dónde los hacen, ves que son todas en el mismo sitio…

A las 3 nos habían recomendado el restaurante Burger Joint (a mí porque aparecía en las recomendaciones de restaurantes sin gluten) y nos costó bastante encontrarlo… ¿por qué? Porque se encuentra dentro del Hall de Le Parker Meridien Hotel ¡!(119 WEST 56TH STREET NEW YORK NY 10019). 

Es lo último que te imaginas al entrar en ese hall pero, de repente, te llega un olor a hamburguesa que hace que te mueras de hambre. Había cola para entrar pero, ya que estábamos ahí, nos pusimos en ella y vimos como avanzaba rápidamente! Sabéis por qué?

Este original restaurante no podía menos que tener una original manera de pedir y es que, mientras esperas la cola, te piden que vayas eligiendo tú pedido en unos papelitos que tienen en todos los idiomas:

Una vez que entras en el restaurante, dar tu papelito, pagas y esperas a que te llamen para recoger tu comida. Me hizo gracia ver que ponía: “GLUTEN FREE? NO BUN!” Es decir que si quería que fuera sin gluten simplemente no tenías que pedir pan… Pero merece la pena conocer este original restaurante!

Uno de los descubrimientos que más me gusto sin duda fue en Brooklyn. Como buenas turistas cruzamos el puente y decidimos buscar comida para montar un picnic improvisado en el Brooklyn Bridge Park con esas vistas TAN bonitas de Manhattan. Así que bajando del puente a la izquierda de repente vi un bar/restaurante que ponía en grande en su cartel: Gluten Free! Y yo que pensaba que iba a comer ensalada!

Es curioso cómo, en el sitio menos pensado, te puedes encontrar una carta de lo más completa sin gluten… ojala todos los sitios fueran así de fáciles! Podía elegir entre pasta sin gluten, pizza sin gluten, lasaña sin gluten, sándwiches sin gluten…

Al final me decidí por una pizza mitad champiñones mitad queso y tomate y compré un sándwich de bacón y queso para la cena que, aunque iba a estar frío, no podía desperdiciar esa oportunidad!

Con esas vistas y esa comida…fue la mejor de todas!

Como ya os he dicho, me acostumbré a buscar en los puestos de la calle a ver si en los carteles veía mi querido “Gluten Free”. Un ejemplo es, yendo por Broadway hacia el Flatiron, este puesto de Arepas que, lógicamente, no tenían gluten ya que son de maíz.

Como siempre pasa cuando haces turismo, es difícil estar justo en los restaurantes marcados cuando quieres comer pero no tuve ningún tipo de problema a la hora de comer.

Ya de vuelta, en el JFK, descubrí las galletas sin gluten más ricas que he tomado hasta el momento, de la marca TATE’s:

Cuesta 8$ el paquete eso sí… pero están tan tan buenas…Sabéis si las venden en Madrid? También vendían sándwich sin gluten pero ni tenía mucha hambre ni me pareció muy apetecible…También había nachos

De vuelta en el avión no pude hacer fotos a mi menú sin gluten pero fue: arroz con verduras al vapor y pollo, fruta y tortitas de arroz. Para el desayuno me pusieron yogur, tortas de arroz con mermelada y fruta. Para ser un avión no está nada mal el menú!

Hasta aquí mi experiencia en Nueva York! Espero servir de ayuda si alguno va a ir por estas fechas!

 

Ya hay que darle la bienvenida al verano!! :)

Ana